LA LUCHA CONTRA EL CRIMEN ES TAREA DE TODOS

lunes, 3 de diciembre de 2007

Chavez reconoce con dignidad su derrota!



En el blog de Godoy,que resume muy bien toda la cantaleta y ráfaga de odio hacia Chavez, parte de una premisa totalmente falsa. Hablan de tiranía y de libertad. Por favor a qué libertad se refieren? Seguramente, a ésa que ha sido creada por ciertos "filosofos " para atacar y derrocar a gobiernos que se niegan a aceptar un poder hegemónico del extranjero y ambiciones individuales o de grupos.

Esa cantaleta que la libertad FUNDAMENTAL es la libertad de expresión, y que además ésta es violada normalmente por países que quieren ser soberanos(Venezuela) o son soberanos (Rusia), ya pues!, ya ésta bien pero bien anticuada......eso es para manejar a los tercermundistas.

Los derechos fundamentales de un ciudadano de cualquier país, que se considere libre, son el derecho a la educación, salud, alimentación digna y el derecho a decidir soberanamente el destino de su país.

Lamentable, muy lamentable que no acepten que Chavez reconoció con dignidad su derrota.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

se muere de miedo. cuando termine su periodo y salga otro presidente, se investigaran todas las cochinadas y despilfarros que hizo. cuba lo refugiara.

Ewing Jesús dijo...

En lo que a mí respecta estimado amigo, mis criticas a Chávez van más por sus actitudes dictatoriales y su falta de respeto al derecho de los demás. Y no te hablo de "chismes", te hablo de una realidad. Tengo una amiga en Venezuela a quien por votar en un referéndum contra Chavez, la pusieron en una lista negra y nunca pudo lograr un contrato de trabajo en el aparato estatal.
Situaciones como estas son las que determinan el poco aprecio que se puede sentir por un sujeto que justifica los fines que utiliza para perpetuarse en el poder.
Y ojo que no soy derechista, ni izquierdista, ni verde ni amarillo. Simplemente creo que los verdaderos cambios sociales, los impulsan personas con valores morales y principios sólidos. Lo demás es sólo demagogia; si no preguntáselo al mitómano de Alan García,.